viernes, 11 de abril de 2008

Normas de presentación de un trabajo escrito

2 comentarios:

Quique dijo...

Hola. Tengo una pequeña duda y quizás en tu blog puedas ayudarme.
Soy un educador que trabaja en unos servicios sociales y en mi blog explico el día a día de mi profesión.
En alguna ocasión (las menos) he hablado de casos concretos para ilustrar un tema general. Siempre lo he hecho cambiando nombres e incluso invetándome situacones familiares para que nunca se sepa de quien hablo (aviso de ello a mis lectores). Estos casos, en ocasiones, son de entrevistas que había hecho hace años. Además tampoco digo en mi blog quien soy o donde está situado el servicio.
He leido tu link sobre responsabilidades de los que escribimos en los blogs.
Me gustaría sber tu opinión sobre si ya son suficientes precauciones las que tomo.
Yo creo que sí.
Gracias

C.I. dijo...

Hola quique, tomas precauciones suficientes. Las personas que hablamos de "casos reales" para poner ejemplos de explicaciones de situaciones ya sea a nivel docente o cuando hablamos con otros profesionales, lo que hacemos siempre es explicar la problemática y omitir siempre datos personales para no identificar a las personas, ni el lugar de origen. En el caso de Justicia, cuando se emite una sentencia (son públicas), lo que hacen es dejar el nombre (y omitir apellidos), o utilizar las iniciales (tanto del nombre como del apellido), y lo mismo se hace en prensa. En el caso de las sentencias judiciales, a los profesionales no cuesta poco adivinar el nombre del perito psicólogo e incluso a los menores a que hace referencia si trabajas en el entorno de menores.
Por lo que comentas eres muy cauteloso.
Saludos.